martes, 13 de septiembre de 2016

Shelley - Ali Abbasi

Título original: Shelley

Año: 2016
Duración: 92 min.
País: Dinamarca

Director: Ali Abbasi
Guión: Ali Abbasi, Maren Louise Käehne
Música: Martin Dirkov
Fotografía: Nadim Carlsen, Sturla Brandth Grøvlen

Reparto: Ellen Dorrit Petersen, Cosmina Stratan, Björn Andrésen, Marlon Kindberg Bach, Kenneth M. Christensen, Peter Christoffersen, Marianne Mortensen, Patricia Schumann

Productora: Profile Pictures

Una joven necesitada de dinero para regresar a su país de origen comienza a trabajar como asistenta en una casa perdida en lo más profundo del bosque. En ella habita una peculiar pareja que reniega de la electricidad y toda tecnología, limitándose sus recursos a lo más básico buscando la paz del aislamiento. Su soledad se ve incrementada por su anhelo de tener descendencia y la imposibilidad biológica que sufren. La relación entre los tres personajes es óptima, tanto que la nueva asistenta accederá a tener un hijo para ellos como vientre de alquiler. La nueva vida en camino traerá la máxima alegría a la casa, pero todo se tornará oscuridad cuando, a medida que la gestación avanza, algo maligno crece y les amenaza en igual medida.

Desde Dinamarca llega este muy particular título dirigido por Ali Abbasi, que escapa a los formalismos y clichés habituales del terror para narrarnos una historia pausada y opresiva, donde el horror se emponzoña en lo psicológico y el espectador habrá de poner mucho de su parte para rellenar los interrogantes que plantea.

Su principal virtud reside en la creación de una amenazante atmósfera, viciada de  misterio. El uso de la fotografía es gran culpable de ello, lo que sumado a unas interpretaciones de primera por parte de los actores protagonistas, crea una latente e incómoda sensación de amenaza y peligro que susurra desde el silencio onírico de lo que no es narrado.

Pero es en esa ausencia de ciertas explicaciones donde reside también su mayor debilidad, pues se enmarca en ese tipo de películas en las que es la audiencia, repasando lo visto, quien ha de teorizar sobre las causas y porqués de lo acontecido hilando las escasas concesiones argumentales presentadas por el film. No es una historia en absoluto gratuíta, y eso no es gusto de todos los paladares.

En conclusión, "Shelley" es una película extraña, lenta y sugerente, de cuidadas sencillas formas y buenas intrepretaciones que dan forma a un todo tóxico y malsano sólo disfrutable para amantes de un cine bien diferente.

Enoch
Valoración: 6/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada