domingo, 14 de agosto de 2016

La Invitación - Karyn Kusama

Título original: The Invitation

Año: 2015
Duración: 90 min.
País: Estados Unidos

Director: Karyn Kusama
Guión: Phil Hay, Matt Manfredi
Música: Theodore Shapiro
Fotografía: Bobby Shore

Reparto: Logan Marshall-Green, Michiel Huisman, Tammy Blanchard, John Carroll Lynch, Mike Doyle, Emayatzy Corinealdi, Karl Yune, Toby Huss, Marieh Delfino, Michelle Krusiec, Lindsay Burdge, Aiden Lovekamp, Jordi Vilasuso, Jay Larson, Danielle Camastra

Productora: Gamechanger Films / The Invitation / Lege Artis

Un grupo de amigos se reúnen en la casa de uno de ellos tras un largo tiempo sin verse. Grandes vínculos los han unido a lo largo de los años, pero, a la par, grandes abismos los separan. Traumas compartidos, cicatrices aún sin sanar, rencillas, envidias y recelos palpitan bajo la superficie de unas correctas sonrisas. El reencuentro comienza de forma cordial, pero, minuto a minuto, la atmósfera que se respira entre las paredes, entre los invitados, comienza a emponzoñarse, nace la duda, se enturbian las impresiones con sorpecha, y cada frase, cada acontecimiento, les arrastra hacia un desenlace inesperado...

Karyn Kusama dirige esta peculiar e interesantísima propuesta que asienta en sus intérpretes y en el fantástico guión firmado por Phil Hay y Matt Mafredi para mostrarnos la radiografía de un grupo de individuos y sus relaciones de una forma milimetrada, casi teatral, absorbiendo la atención y el ánimo de la audiencia de principio a fin.

Muchos son los factores a destacar de esta producción, pero nos gustaría subrayar varios que han llamado nuestra atención. Pensamos inteligente la elección del lugar donde se desarrolla la acción, esa casa que, a medida que avanza la historia, parece tornarse laberinto, tan intrincado como la mente de los personajes que la ocupan. La fotografía, de Bobby Shore, es cálida y cuidada, lo que, mezclado con un hábil deambular de la cámara, sabe con quirúrgica precisión orientar la implicación, pensamiento y sospecha del espectador. Por su parte, muy destacable resulta también el trabajo de la integridad de su elenco, superando la calidad necesaria y vital para hacer funcionar el relato y su credibilidad, creando una galería de personajes en absoluto acartonados y llenos de matices.

Todo ello contribuye a crear una atmósfera narrativa opresiva, tóxica, malsana... y logra que el visionado sea una experiencia inmersiva, casi voyeur, en la que el espectador será un invitado más a la fiesta y tendrá su papel en el juego de la sospecha continua.

Una pequeña joya del cine reciente que nos demuestra cómo, con buen material de base y atención a los detalles y sin grandilocuencias, se puede obtener una película diferente, con carisma y carácter, cine de primera. Altamente recomendable.

Enoch
Valoración:8/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada