lunes, 11 de enero de 2016

Kantemir - Ben Samuels

Título original: Kantemir

Año: 2015
Duración: 84 min.
País: Estados Unidos

Director: Ben Samuels
Guión: Mark Garbett, Ralph Glenn Howard
Música: Jeff Rosick
Fotografía: John Rosario

Reparto: Robert Englund, Diane Cary, Daniel Gadi, Justine Griffiths, Alanna Janell, Stuart Stone, Sean Derry, Joshua Elijah Reese, Neil Samuels, Bingo O'Malley, Cindy Jackson

Productora: Indie Chi Productions

Un grupo de actores se reúne, invitados por un desconocido,  en un caserón de Nueva Inglaterra para participar en una peculiar obra de teatro. Cada uno de ellos habrá de interpretar un rol muy ligado a la vida real. La autenticidad de lo representado pondrá en peligro pronto sus vidas y sólo desentrañando el misterio que se esconde tras la obra, y los reales secretos a los que invoca, podrán salir indemnes.

Ben Samuels dirige esta película que mezcla el thriller con lo sobrenatural y pone como reclamo al frente de su reparto a un mito del género de terror como es Robert Englund encarnando a un actor venido a menos piedra angular para la resolución de los misterios.

"Kantemir" es un cocktail de despropósitos argumentales, interpretativos y técnicos. El guión de Mark Garbett y Ralph Glenn Howard enlaza situaciones inverosímiles con diálogos tan artificiales como absurdos que sorprenderán al espectador por lo ridículos que resultan. El grupo de actores son tan mediocres en su creación en la película, como en la obra que representan dentro de ella. Finalmente y aderezando el desastre formal descubriremos un trabajo de ambientación que roza el ridículo por lo vulgar y poco cuidado (especial mención merecen las telarañas que pueblan el caserón dignas de haberse adquirido en un bazar chino en época de Halloween).

En conclusión, estamos ante un producto más allá de la Serie B que no provoca ni interés ni inquietud alguna. Al contrario, "Kantemir" termina tornándose a tramos verdadera comedia por la ínfima calidad de su producción y por, en su desastre, tratar de tomarse en serio lo que nos narra consiguiendo así la carcajada incrédula del espectador ante lo que se le está mostrando. Lamentablemente, el gran Robert Englund no consigue una vez más elevar la calidad del producto ni la película hace bien alguno a su filmografía.

Un film a evitar, que aburre y resulta no sólo decepcionante sino un tanto estafador tanto por lo que nos cuenta como por lo catastrófico del cómo lo hace y cómo lo pone en escena. Pésima.

Enoch
Valoración:1/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada