jueves, 30 de julio de 2015

The Human Centipede 3, Final Sequence (Tom Six)

Título original: The Human Centipede III (Final Sequence)
Año: 2015
Duración: 102 min.
País: Países Bajos (Holanda)

Director: Tom Six
Guión: Tom Six
Música: Misha Segal
Fotografía: David Meadows

Reparto: Eric Roberts, Robert LaSardo, Tommy Lister, Bree Olson, Tom Six, Dieter Laser, Laurence R. Harvey, Michael Flores, Clayton Rohner, Jay Tavare, Carlos Ramirez, Akihiro Kitamura, Chris Clanton, James Darnell, Jason James

La tercera entrega de "Human Centipede" nos lleva al interior de una prisión, allí conoceremos no sólo a una galería de presidiarios entre los que se respira violencia pura, sino a un alcaide más demente aún que todos aquellos a quien dirige. Su obsesión por mantener el control y adoctrinar a los presos le llevará, en pos de una supuesta mejora en la atmósfera del lugar y poder así mantenerlo operativo y mantener él su puesto, a probar todo tipo de radicales métodos de dominación, castigo y tortura. Pero su asistente, acérrimo fan de las escatológicas primeras entregas de "Human Centipede" tiene la idea más convincente, coser a todos los encarcelados, arrodillarlos a sus pies y hacer de su aparato digestivo un único elemento...

Tom Six dirige, escribe y también interviene como actor en esta esperada secuela sobre la que largo tiempo se han vertido litros de tinta augurando un final de la trilogía más allá de la locura y el extremo... ¿Lo ha conseguido? Ni de lejos.

Si la primera parte impactó por su temática y escandalizó a la masa cinéfila con ella, y supo con su inmediata secuela revolver más de un estómago con una aún más viciada atmósfera y repugnante puesta en escena, esta tercera entrega se aleja de sus predecesoras y no funciona en ninguno de sus aspectos ni narrativos, ni interpretativos ni visuales.

La película se centra en la figura del alcaide y su locura, su paranoia destructiva y enferma, factor que, si bien funciona en un principio sacando de quicio al espectador, pronto hastía y cansa, aburre y enerva. La concatenación de situaciones en pos de la repulsa del espectador no es suficiente para mantener el interés y no alcanza ni de lejos el escándalo y la repugnancia conseguida en anteriores entregas, y el cénit escatológico tanto tiempo prometido, la figura que da título a la saga, tarda tanto en llegar y está tan sumamente desaprovechada, que la sensación de estafa se va arraigando profundamente a medida que avanzamos en el visionado... y cuando llega, tampoco funciona, ya da totalmente igual.

Enervante, pero aburrida. Repugnante a tramos escasos e insulsa en el más importante. Nada es salvable en esta cinta a la que la palabra decepción se le queda pequeña. Abstinencia recomendada para aquellos a quien agradara o divirtiera la saga hasta el momento, y a los que ni eso, aún más.

Enoch
Valoración:2/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada