lunes, 9 de marzo de 2015

The possesion of Michael King (David Jung)




Título original: The Possession of Michael King
Año: 2014
Duración: 83 min.
País: Estados Unidos

Director: David Jung
Guión: David Jung (Historia: David Jung, Tedi Sarafian)
Fotografía: Phil Parmet

Reparto: Shane Johnson, Ella Anderson, Cara Pifko, Dale Dickey, Julie McNiven, Patricia Healy, Tomas Arana, Krystal Alvarez, Luke Baines, Anna Mountford

-----
Valoración:5/10
-----

Michael King pierde a su esposa de una forma trágica y traumática. Tan fatídico hecho lleva a este destrozado documentalista a tornar su mirada hacia las artes oscuras, la espiritualidad y el esoterismo. Cámara en mano, decidirá investigar lo oculto tratando de probar la mentira de su existencia. Para su sorpresa, cuanto más se adentre en ese mundo desconocido, un peligro cada vez mayor le acechará, desatándose una galería de terroríficos acontecimientos que no sólo pondrán sus creencias en tela de juicio sino su vida en peligro...

La película escrita y dirigida por David Jung se encuadra en el ya sobrecargado subgénero de falsos documentales, metraje encontrado, o found footage. Pese a que eso, como punto de partida, ya juega en su contra, al menos su creador ha sabido darle un enfoque fresco en cuanto a las bases de su narrativa. Además de ello, una correcta factura técnica que no esconde del ojo de la cámara situaciones necesitadas de efectos visuales, ni lo maquilla con imposibles y mareantes giros que no dejan ver nada, hacen de lo contado algo más verosímil. Aunque es la labor de su protagonista, Shane Johnson, la que mantiene a flote la cinta y hace aceptable su visionado y valoración, puesto que crea un personaje carismático y creíble, factor imprescindible para este tipo de formato.

En conclusión, el film nos ofrece una típica historia de posesiones, narrada con un manido formato pero estructurando la historia de tal forma que se hace amena y entretenida, factor que ligado al buen hacer interpretativo la sacan de la mediocridad de las de su clase y hacen que, aunque no sea para tirar cohetes, merezca la pena verla. Pasable.

Enoch
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada