miércoles, 22 de octubre de 2014

Félix y Meira (Maxime Giroux)

Valoración:4/10

Félix es un joven soltero, excéntrico y extrovertido, cuyo adinerado padre se halla al borde de la muerte. Meira es una mujer casada y de arraigadas costumbres ligadas a su religión, pues es judía jasídica. El destino querrá que se crucen sus caminos y que de su encuentro nazcan deseos y anhelos más allá de lo carnal. Una relación imposible pero inevitable que pondrá sus vidas del revés.

Maxime Giroux dirige esta película sobre las relaciones entre culturas y religiones que le ha valido el premio a la mejor película canadiense en el Festival de Toronto y poder competir en la sección oficial del 62 Festival Internacional de Cine de San Sebastián por donde pasó con más pena que gloria.

El film, pese a tener momentos brillantes, sobre todo en el relato de aquello que separa a los dos protagonistas y al abismo que abre la religión entre ellos, no termina de cuajar. Parte de culpa reside en la escasez de recursos técnicos y visuales que apenas alcanzan el nivel de telefilm, y gran parte en la ausencia de química entre los actores que encarnan a Félix y Meira. El tono de lo que nos cuenta, y cómo nos lo cuenta, es tan desapasionado e inocuo que pierde toda la fuerza narrativa escapando de cualquier intensidad y estancándose en una frialdad en la que el espectador jamás se implica en la película perdiendo así toda emoción.

En conclusión, una buena historia que se queda en nada gracias a lo poco arriesgado de un guión muy mejorable y a unas interpretaciones tan frías como olvidables. Decepcionante.

Enoch
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada