miércoles, 8 de octubre de 2014

Catch Me Daddy (Daniel Wolfe y Matthew Wolfe)

Valoración:4/10

Laila ha escapado de su familia para vivir su relación con su novio, Aaron, lejos de todo. Se refugian en una auto caravana y subsisten como pueden, pero satisfechos se sienten con la mutua compañía pese a tener que ocultarse y malvivir. Su huída no será fructuosa, y el hermano de Laila, junto a un grupo de matones, no tardará en dar con su paradero. Tan pronto como la joven pareja se ve de nuevo en peligro comienza la persecución, y harán cualquier cosa para no ser atrapados por su pasado.

Daniel y Matthew Wolfe escriben y dirigen esta oscura película que les ha reportado el éxito internacional accediendo con ella a Festivales de Primera categoría y consiguiendo el beneplácito de la crítica.

“Catch me Daddy” consigue en su puesta en escena y con el trabajo lleno de verdad de una galería de actores protagonistas que bordan sus papeles, crear un microcosmos híper realista. Pese a ello, la película no termina de conseguir la empatía con la audiencia, no logra atrapar el ánimo del espectador ni arrastrar su angustia de la mano de los personajes en una noche de persecución eterna sin tregua. Su tono turbio, incluso sórdido, no termina de traspasar la pantalla y se vive la historia demasiado “desde fuera”, cosa que deja la sensación de que el producto no termina de funcionar tan bien como podría haberlo hecho.

¿Por qué? Pienso que el problema de lo planteado reside el guión del film, no tanto en lo que cuenta sino en lo que silencia. Siempre se agradece que se espere una audiencia inteligente y que no se entregue todo hecho, que parte quede a la interpretación y especulación del espectador haciéndole parte de la historia, pero en este aspecto “Catch me Daddy” se excede. No explica, no da concesiones o pistas concisas que puedan sugerir lo suficiente, con lo que pierde conexión emocional con lo contado e incluso interés. Toda historia es un puzle a montar entre el director, su película, y el público, pero el guionista de este film se ha guardado en el bolsillo tantas piezas que, una vez terminada la proyección, sólo queda la sensación de tener algo inconcluso e incompleto entre las manos. Podía haber sido brillante pero se queda en prescindible.

Enoch
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada