miércoles, 14 de noviembre de 2012

El Hombre de las Sombras (The Tall Man / Pascal Laugier)


Valoración: 8/10

Pascal Laugier firma su tercer largometraje (tras “El Internado” y la polémica “Martyrs”)  con esta atípica producción a medio camino entre el oscuro thriller y el terror que le permitió participar en el festival de Sitges y posteriormente clausurar (con rotundo éxito) la XXIII Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián.

“The tall man”  nos sitúa en un pueblo gris, empobrecido por una industria de la minería abandonada, donde malviven aún varias familias en precarias condiciones. En este lugar perdido una maldición parece perseguir a sus habitantes además de la pobreza, y es la inexplicable desaparición de numerosos niños de los que jamás volvió a saber más, los lugareños culpan a la figura del Hombre de las Sombras que da titulo al film de esta tragedia que diezma y destroza hogares. En este entorno conoceremos a Julia, una enfermera que trata de sanar no sólo dolencias físicas, sino pesares de sus conciudadanos, pero pronto será ella quien sufra cuando la “leyenda urbana” haga acto de presencia en su vida…

Varios elementos se aúnan para hacer de esta película un film trepidante, oscuro y lleno de trasfondos. A destacar encuentro el inteligente guión realizado también por el director, Pascal Laugier, pleno de misterio, giros inesperados, sorpresas y secretos. Igualmente sobresaliente es la interpretación de su protagonista, una Jessica Biel que crea un personaje intenso, profundo, cargado de matices y claroscuros, un trabajo que hace mirar con nuevos ojos a una actriz cuyas intervenciones hasta el momento me habían resultado bastante anodinas. Junto a ella encontraremos a la siempre inquietante Jodelle Ferland (Tideland, Silent Hill), una adolescente que vive sumida en el silencio y que jura haber visto al misterioso ladrón de niños, una nueva rúbrica de su buen y sombrío hacer.
En el apartado técnico, la opresiva fotografía de Kamal Derkaoui, el buen diseño de producción y la banda sonora de Jeff  Danna, terminan de abducir al espectador a lo más profundo de las sombras, a lo decadente de un lugar y unas vidas olvidadas.

Mucho se ha comentado sobre el cambio de registro de “Martyrs” a “The Tall Man”, pero analizando ambas producciones en profundidad veremos más paralelismos de los que a primera vista parecen existir. La doble moral, la segunda lectura tras muchas situaciones, la hipocresía y un dudoso concepto del bien y el mal planean sobre la película. No comparten la sangre ni la violencia explícita que vimos en el anterior trabajo del director, pero como podremos comprobar tras desvelar todas las incógnitas y tras el estupendo final que regala el guión, nada es lo que parece, nada es bueno, nada es malo, es el espectador quien ha de valorar y debatir, pero claro queda que Laugier, aunque presentado en un envoltorio de simpleza, nos guarda un regalo de celuloide que es cualquier cosa menos maniqueo.

Una producción altamente recomendable que subraya el talento que ya denotaba su autor y que demuestra que en el panorama del thriller y el terror no está todo dicho, y que una película adscrita a estos géneros puede tener más capas y trasfondos, más mensaje y contenido que el mero escalofrío o entretenimiento.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada