miércoles, 14 de noviembre de 2012

Cockneys vs Zombies (Matthias Hoene)


Valoración: 6/10

Matthias Hoene (Beyond the Rave) dirige este nuevo humorístico giro a la “comedia zombie” tras la omnipresente estela de “Zombies Party”. Su creación le ha permitido participar en diversos festivales de género alzándose con el máximo galardón en la XXIII Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián y en el Alter Dark Festival de Toronto, entre otros reconocimientos.

La película nos ubica en el East End londinense (de donde es originario el director del film), un lugar a cuyos habitantes se les denomina Cockneys (y se caracterizan por su tendencia a realizar rimas  y circunloquios para llegar a la definición que buscan y a arriesgarlo y darlo todo por los suyos). Allí conoceremos a unos hermanos que unidos a otros atípicos personajes intentarán perpetrar un atraco a un banco para salvar la institución geriátrica donde reside el abuelo de ambos… Pero algo inesperado sucede, la ciudad es tomada por una invasión zombie y habrán de reformular sus planes para salvar a los ancianos además de sus propias vidas.

El elenco protagonista (formado por: Michelle Ryan, Georgia King, Alan Ford, Lee Asquith-Coe, Harry Treadaway, Honor Blackman, Richard Briers y Rasmus Hardiker) crean un grupo que mayormente funciona, unas interpretaciones correctas para unos papeles sin demasiado trasfondo y un tanto planos pero efectivos en su interacción y despertar de simpatías. Por su parte, el maquillaje y efectos visuales, amén de otros factores técnicos,  tienen una factura de calidad para una película de estas dimensiones, eso sí, sin aportar nada nuevo al género sino bebiendo de pasadas inspiraciones.

Y ahí se encuentra el principal problema de la película… ¿Es entretenida? Sí. ¿Es Divertida?, Por supuesto. ¿Aporta algo nuevo? En absoluto. Todo suena a ya visto, encontramos una forma de contar las historia que nació con “Zombies Party” y cuya fórmula aún funciona, pero que resulta manida. Aporta nuevos guiños con grandes momentos cómicos protagonizados por los ancianos, pero el esqueleto del film es prestado de anteriores producciones. Igualmente su grandilocuente final resulta excesivo y un tanto tramposo.

Pese a estos lastres, “Cockneys vs. Zombies” es un producto de fácil consumo y que proporciona un alto nivel de entretenimiento y diversión a la audiencia, sobre todo para un visionado entre amigos, pero que, cinematográficamente hablando, no deja poso alguno ni marca hito alguno en el género al que se adscribe. En mi opinión y pese a los galardones recibidos, ha sido sobrevalorada por la audiencia en los festivales donde ha participado, no obstante, recomendable para pasar un buen rato sin más.

-Enoch- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada