martes, 8 de mayo de 2012

Red State


Valoración: 7/10

Kevin Smith, director de culto que creara obras como “Clerks”, “Dogma” o “Persiguiendo a Amy”, entre otras, pega un giro de trescientos sesenta grados para adoptar un tono más serio (aunque cierta ironía subyacente se filtre, inevitablemente) en su laureada “Red State”. Su película se alzó en el festival de Sitges de 2011 con el galardón al mejor largometraje, así como también lo obtuvo  su actor principal, Michael Parks, por su inquietante intrepretación. Tras ello fue proyectada en la Sección a Concurso de la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, donde tuvo una aceptable acogida.

El film, basándose en los hechos reales acontecidos en la que fue llamada Iglesia Bautista Westboro, liderada por Fred Phelps, nos narra la desventura de tres jóvenes que, siguiendo los dictados de sus revolucionadas hormonas atienen al anuncio de una mujer madura hambrienta de sexo. Pero no será placer lo que encontrarán en su encuentro, sino el lado más oscuro de la fe profesada por una comunidad que se cree en posesión del derecho de juzgar moral y ajenos actos así como de sentenciar vida…o muerte.

Ácida y dura, “Red State” introduce al espectador, sin tapujos, dentro de la crueldad de la violencia que la historia nos ha demostrado en más de una ocasión pueden mostrar las sectas radicales. Bien interpretada por un elenco de actores que aportan veracidad a sus papeles y entre los que destacan el ya mencionado Michael Parks y la siempre correcta Melissa Leo y un con un guión que guarda más de una vuelta de tuerca interesante, Kevin Smith ha creado una película, que pese a no asemejarse a ninguno de sus trabajos anteriores y resultar un radical cambio en los campos cinematográficos que pisa, no se tambalea sino que crea un producto, sino inolvidable, si contundente, ameno, e interesante.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada