jueves, 10 de mayo de 2012

Masks


Valoración: 6/10

Anderas Marschall, el que fuera el realizador de la película “Tears of Kali – Las Crónicas Sangrientas” firma este proyecto (del que es director y guionista)  presentado en la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián durante su edición del 2011 consiguiendo el beneplácito del público con esta revisión de un estilo en aparente abandono como es Giallo.

La película nos cuenta la historia de Stella, una aspirante a actriz que se ve rechazada en diversas escuelas de interpretación. ero una muy especial le abrirá sus puertas, la escuela de “Matteusz Gdula”.
El ambiente en ella es extraño y Stella no termina de encajar, más cuando su única amiga entre los muros del peculiar centro de enseñanza desaparece… pero no es más que el primero de los desconcertantes hechos que la rodean, pronto llegarán las visiones, los sonidos extraños, los secretos… Stella investigará y luchará para hacerse una estudiante de peso y sobresaliente en su venidero trabajo de actriz, se remontará a los orígenes de la escuela y su fundador que le da nombre, cuya fama pervive en el tiempo por sus radicales métodos de enseñanza del pasado, efectivos hasta hacer brillar el máximo talento de sus alumnos, al costo de incluso la vida de sus adeptos, una técnica, en teoría, en desuso.

Extraño resulta encontrar una película de este corte en estos tiempos. El espectador, tan pronto como caen las luces de la sala y comienza la historia se siente retrotraído en el tiempo a una forma de hacer cine hipnótica, bizarra y no apta para todos los paladares. Los ambientes cargados, viciados, las actuaciones del elenco protagonista (Michael Balaun, Lucyna Bialy, Lisa Blaschke…), el radical uso del color generan una atmósfera malsana, rozando a tramos lo onírico, sumergiéndonos lentamente en el universo de Gdula, descendiendo a los abismos de la mente mano a mano con su protagonista. 
Agradable en su planteamiento, recargada en sus formas y adoleciendo de un metraje quizás demasiado extendido que puede agotar, con lo recargado de sus recursos, al espectador, es “Masks” una experiencia recomendable para los amantes de un cine diferente, y, por supuesto, para los que añoran el giallo, que con esta producción, demuestra no haber muerto y que aún puede tener mucho que decir.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada