viernes, 3 de febrero de 2012

Nader y Simin, una separación (Jodaeiye Nader az Simin - Nader and Simin, a separation)


Valoración: 7/10

Desde Irán, Asghar Farhadi compone desde el guión y la dirección, una película que ha traspasado toda frontera, demostrado su buen hacer a través de los más prestigiosos festivales europeos donde ha cosechado galardones sin fin, así como cruzado el Atlántico y recibido incontables premios que se suceden si aparente fin.

El film nos cuenta la historia de Nader y Simin, una pareja con un serio problema. Por el bien de su hija, su madre decide abandonar el país para darle una vida mejor. Por su parte, el padre, se niega a partir de Irán dejando atrás a su progenitor, pues sufre Alzheimer y ha de cuidarlo. La separación entre ambos consortes es inminente, pero al no llegar ambos a un acuerdo, ella comienza por marcharse a vivir a casa de sus padres. Sin su esposa, Nader se ve sobrepasado por las obligaciones y se ve en la necesidad de contratar a una mujer para que le ayude en las tareas que no tarda en encontrar. Todo puede estabilizarse, pero, al contrario, comienzan las sorpresas y la familia se verá enredada en problemas aún mayores que la (en absoluto) simple separación del matrimonio.

Contra todo pronóstico, lo que hallaremos en “Nader y Simin: Una separación” es, en esencia un thriller que, partiendo de una serie de elementos de lo más comunes y gracias a un magistral guión, va enredando a los personajes y el espectador en una espiral de tensión con la que, pese al abismo de la diferencia cultural, no resulta difícil empatizar y sufrir con los protagonistas. Sin duda las interpretaciones de los actores de la película está cargada de autenticidad y emoción, la química entre ellos es estupenda y aportan una gran credibilidad a la historia. Por supuesto, tras la siempre sorprendente trama, ora judicial, ora familiar, subyace el dibujo del director de la sociedad iraní, y cómo cuestiona la unidad política y social, mas sin aburrir ni desviar la atención del espectador de la historia que realmente quiere contar. Un ejercicio de buen cine, que si bien parte de una pequeña historia, conquista, y vence.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada