jueves, 2 de febrero de 2012

La Voz Dormida

Valoración: 8/10

Benito Zambrano, el que fuera director de la gran obra “Solas” toma el texto de Dulce Chacón y lo adapta a la gran pantalla dividiendo a críticos y público frente al resultado cinematográfico obtenido.  Comenzó su andadura en el 59 Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde obtuvo el aplaudidísimo máximo galardón para la actriz María León, para después obtener el éxito en las salas comerciales y comenzar a acaparar prestigiosos premios y nominaciones…

“La voz dormida” nos cuenta la historia de dos hermanas contextualizada en la postguerra española. Hortensia, una joven embaraza que cuenta los días para su ejecución en la cárcel y Pepita, que abandona la zona rural de la que es originaria para visitar diariamente a su hermana en prisión y rogar porque se condone su pena y que le sea entregado el hijo que la condenada porta en su vientre. Durante el proceso conocerá el dolor en la lucha, pero también el amor, mas nada será fácil…

El pilar más fuerte de esta producción es el trabajo de sus actrices, una vez más, bajo la batuta de Zambrano, magistral. Ambas hermanas, así como todo el abanico de secundarias regalan unas interpretaciones memorables, sobre todo una desconocida María León que siembra sinceras sonrisas y dolientes lágrimas entre la audiencia seduciendo en cada emoción a cámara y público.

Dura y tremendista, teatral a tramos y acusada de un maniqueísmo extremo… si bien recrea la historia desde un prisma en absoluto imparcial y resulta una denuncia y un grito a la memoria, no es el trasfondo político y social lo que encuentro en primer plano ni primordial en la construcción de la película. Pienso que el maniqueísmo que la ha hecho caer de tantas críticas ni siquiera tiene relevancia, porque lo que realmente cuenta no es un panfleto, sino una historia humana, la historia de dos mujeres, de dos hermanas, luchando por la vida, su vida, y en ello Zambrano ha conseguido un trabajo, simplemente, brillante.

Ágil en su ritmo narrativo que hace de su extensa duración un suspiro, bien construída, no sólo interpretativa sino también técnicamente y extremadamente humana, es, “La voz Dormida” una experiencia cinematográfica que deja al espectador con el corazón en un puño, y eso es lo que cuenta, tenga el trasfondo socio-político e histórico que tenga. Recomendable para los amantes del kleenex, y sobre todo, del buen cine.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada