jueves, 2 de febrero de 2012

Intruders (Intrusos)


Valoración: 6/10

Juan Carlos Fresnadillo (Intacto, 28 Semanas Después) dirige esta película que cabalga entre el terror psicológico y el melodrama y que inauguró la 59 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

La película nos narra la historia de Mia, una adolescente londinense que tras conocer la aterradora historia de un personaje de “ficción”, carahueca, sufrirá la visita de un extraño en su casa… Simultaneamente , Juan, un niño de Madrid será víctima de terrores nocturnos y asegurará ser atacado por un ser sin rostro.
Los padres de ambos (Clive Owen, el padre de Mia y Pilar López de Ayala, la madre de Juan) tratarán por todos los medios de descubrir qué hay de cierto tras el misterio, tras las presencias “intrusas” en sus propias casas…

Técnicamente nos encontramos ante una película muy bien elaborada, con unas imágenes y una creación de atmósferas que resultan, a tramos, efectivas e incluso poderosas. A nivel de interpretación, todos los integrantes del elenco de actores que componen la película están más que correctos y crean unos personajes con los que no resulta difícil la empatía. Pero hay un gran obstáculo para que todos estos ingredientes se resuelvan en una gran película, y ese es el guión, fallido.
La idea base de la historia resulta atractiva y podía haber resultado brillante en su constante y arriesgada dualidad. Las dos historias, los dos niños, los dos padres, el mundo visto desde la oscura imaginación infantil, el mundo visto desde la fría perspectiva lógica adulta… pero la ejecución del guión para hilar todo ello termina trastabillando y resultando, a tramos, demasiado explicativo y redundante incluso adolece de una resolución un tanto dudosa. Es por ello que no termina convenciendo ni su vertiente dramática que no termina de tener calado en la sensibilidad del espectador, ni su lado más terrorífico, que si bien inquieta en diversos puntos, no hace que la audiencia abandone la sala temiendo a lo que le deparen las sombras del exterior.

Bien es cierto que Juan Carlos Fresnadillo tenía el listón muy alto y que, para muchos, “Intruders” ha podido resultar una decepción para lo que de él se esperaba, pero no por ello estamos ante una mala película, simplemente ante una que, por desgracia, “podía haber sido mucho mejor”,  demasiado lastrada por quien la escribió, pero que, en conjunto, entretiene y hasta consigue generar algún que otro escalofrío… es por ello que, por mi parte, no pierdo la fe en este director y que, con un mejor guión entre las manos, aún tendrá (espero) grandes cosas que decir.
Entretenida, consumir y olvidar.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada