jueves, 2 de febrero de 2012

Drive

Valoración: 7/10

Nicolas Winding Refn (Valhalla Rising, Pusher…etc), elevado tras la proyección mundial de esta película a la categoría de director de culto, firma esta producción basada en la novela de James Sallis.

Alabada por crítica y público en numerosos festivales así como poseedora de los máximos galardones tanto para la película como para el actor principal y secundarios en las más prestigiosas entregas de premios, “Drive” se erige, pese a que la academia le ha negado el beneplácito de los oscars, como una de las más laureadas de 2011.

La película nos narra la historia de Driver (Ryan Gosling), un joven que se gana la vida trabajando en un taller y como especialista de cine tras el volante en las más vertiginosas persecuciones y accidentes.  Pero no es su única fuente de ingresos, además de sus dos trabajos, sus actividades alcanzan terrenos más oscuros, teniendo tratos con delincuentes, para los que se alquila como chofer garantizando así el éxito de sus fugas a alta velocidad. Driver parece tener todo controlado, pero la entrada de una mujer en su vida, su vecina Irene (Carey Mulligan), una joven con con un hijo y un conflictivo marido en la cárcel…

Cine negro, homenaje al celuloide criminal de la década de los ochenta, personajes e historias que giran alrededor de un protagonista cuyas sombras son más atractivas que su lado màs correcto, un antihéroe que ha seducido a público y crítica. Muchos son los referentes que podemos encontrarle a esta peculiar película, pero muy propia es la personalidad que termina tomando pese a ello pues los hila con maestría. Demuestra que pese a tratarse de cine de acción, pese a ser turbia, violenta y sangrienta, puede resultar una buena pieza de cine de autor. Técnicamente está trabajada al detalle, fotografía, montaje… y una banda sonora que dibuja emociones, calma e intensidad muy cuidadosa y acertadamente elegida.

Poco ha ayudado su campaña publicitaria para su extreno en cines, que la ha vendido, para la decepción de un amplio sector del público como si se tratara de una obra al estilo de la saga “A todo gas”, cuando su formato, fondo y formas nada tienen que ver.  En su contra diremos que su ritmo narrativo, al servicio tanto de lo trepidante como del drama subyacente,  quizás pueda conseguir perder la atención de los más adeptos al cine de acción. Como en cualquier aspecto, la temática y presentación de la película puede resultar más o menos atractivo para los gustos del espectador, pero hay algo innegable y es que hay calidad y originalidad en “Drive”.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada