martes, 3 de enero de 2012

Rare Exports: Un Cuento Gamberro de Navidad (Rare Exports: A Christmas Tale)


Valoración: 5/10

Tras los dos cortometrajes (el primero en 2003 y ganador del premio al mejor cortometraje en la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, y su continuación en 2005) y tras cinco años, “Rare Exports” se viste de largo bajo la dirección de Jalmari Helander y su guión junto a Juuso Helander. Éxito para algunos (no en vano resultó ganadora en el Festival de Sitges del galardón a la mejor película, mejor director y mejor fotografía –para Mika Orasmaa-), decepción para muchos de los amantes de los originales cortos sobre los que se asienta la historia.

“Rare Exports” nos narra lo acontecido al norte de las frías tierras de Finlandia, cómo la investigación que llevan a cabo unos científicos se tuerce irremisiblemente, la misteriosa criatura sobre la que trabajan no es tan dócil como cabría esperar… En medio de este follón se inmiscuirá un niño, el pequeño Pietari, dispuesto a descubrir cuanto acontece y ver qué se oculta tras el rostro de Santa Claus…

Para aquellos que disfrutamos de la sorpresa que se escondía tras los cortos originales, su transmutación al formato largometraje no ha resultado del todo efectiva. ¿Por qué? Por la ausencia del factor sorpresa, sin duda, pero más allá de ello, por la pérdida del tono gamberro, irreverente y sarcástico que los cortos tenían y que la película (pese al atributo de “gamberra” que inexplicablemente han colado para su distribución en España) obvia a favor de un tono mucho más edulcorado, menos “indie” y que, pese a guardar algún que otro guiño cargado de “mala leche” olvida la necesidad, dado el tipo de historia contada, de hacerlo bajo un prisma más cercano a la serie B, mucho más efectiva en estos casos, para intentar pseudo parecerse a una producción más comercial… en conclusión, “Rare Exports” se termina inclinando mucho más hacia el cuento que hacia la gamberrada, y para aquel que esta reseña firma, ese es el error.

En otro orden de cosas, es innegable la calidad técnica del producto, su fotografía es impecable, sus interpretaciones, aceptables… todo es correcto dentro de esta producción excepto su fondo y el modo de contar las cosas… ¿quizás es una víctima de las expectativas creadas con los cortometrajes? Muy probablemente. De cualquiera de las maneras, su reducida duración no la hace demasiado tediosa y resultará entretenida, sobre todo para aquellos que no hayan disfrutado de sus predecesoras.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada