miércoles, 23 de marzo de 2011

Trilogía artúrica de Bernard Cornwell

Bernard Cornwell nos transporta a la corte Artúrica desde el punto de vista histórico en su trilogía "Las crónicas del señor de la guerra", un clásico a tener en cuenta y que merece recordarse.

En tres volumenes, Bernard Cornwell relata su visión puramente histórica de la realidad tras el mito de la leyenda artúrica. El lapso cronológico es el de la vida del narrador, uno de los capitanes de Arturo. El trasfondo histórico es el de la resistencia de los reinos britano-romanos frente a la invasión sajona.
Fascinante obra para los amantes de la archiconocida historia del Rey Arturo y sus Caballeros de la Mesa Redonda.

LAS CRÓNICAS DEL SEÑOR DE LA GUERRA:

La Britania del siglo V se tambalea: el recuerdo de la civilización romana es cada vez más lejano, los dioses paganos ceden ante el avance del credo cristiano y los sajones amenazan en las fronteras. La supervivencia de los aguerridos reinos de Britania se funda en una precaria unidad, la que encarna Uther Pendragon, el rey supremo. Pero el rey desaparece y deja el trono vacante cuando el heredero no es más que un niño de pecho. Sólo un hombre puede preservar la unidad entre los reinos y frenar el avance sajón. Ese hombre es Arturo, soldado, protegido del mago Merlín, hijo ilegítimo de Uther. Pero, expulsado por su propio padre, vive en un exilio involuntario. El rey del invierno es el relato del regreso de Arturo y del arduo restablecimiento de la paz y la justicia, al tiempo que un magnífico retrato de los ideales y la realidad histórica de la Edad Media.


Después de una terrible época de precariedad y batallas, el bravo guerrero Arturo ha logrado instaurar la paz y la unidad entre los reinos britanos,y todo parece apuntar a una felicidad perpetua: el trono de Mordred está a salvo, Ginebra lleva en su entraña al hijo de Arturo, Lancelot está a punto de casarse. Pero Arturo, con su arrogancia de soldado, ha desdeñado la influencia de los caprichosos dioses paganos y de su aliado Merlín. Éste trata de reunir los trece objetos sagrados esparcidos por toda Britania para restituir el imperio del caos y expulsar a los sajones. ¿Cuando podrán el bien y el orden imperar en la isla? Los sufrimientos de Arturo parecen no tener fin, sus adversarios son tenaces, pero el rey persevera en el cumplimiento de los altos ideales de la moral caballeresca.


Abandonada de la consagración de sus dioses, Dumnonia se sume, lentamente, en las profundidades. Y a pesar de que Arturo vuelve a ser feliz junto a Ginebra, y unos pocos años de paz han bendecido su reino, la amenaza sajona continúa inquebrantable en un tenaz pie de guerra. También, la poderosa maga Nimue y Mordred, antiguo rey de Dumnonia, esperan la hora de ajustar cuentas. El ciclo divino de Arturo comienza a cerrarse y el aliento de la magia y las antiguas divinidades se aleja. Bajo el dominio del nuevo dios cristiano, el final se acerca.

- Nimue - 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada