miércoles, 23 de marzo de 2011

Morgana, o el lado oscuro de la Luna

"En realidad, el nombre de Morrigane tiene una explicación muy sencilla: ella es La Gran Reina o, más exactamente, "la grande real".
Jean Markale, "Les Dames du Graal"

Nos encontramos ante la más fascinante de las mujeres de la saga Artúrica, y, muy probablemente, del mundo mágico.

Confundida a menudo con La Dama del Lago, es decir, Viviana, un error recurrente (en el que incurrió también Jonh Boorman, director de la excelente Excalibur), el hada Morgana tiene una dimensión bien diferente, a la vez que complementaria, de la primera.

Caer en maniqueísmos del tipo Bien opuesto al Mal no cabe en el mundo celta, del que nacen en un principio estos relatos, cristianizados mucho más adelante, al ser escritos en papel. De este modo, Morgana pasará a ser la encarnación de cuanto es pecaminoso y especialmente lujurioso en el mundo. Será la Bruja, la destructora del mundo ideal que se supone Camelot, al engendrar en su vientre a la criatura nacida del más horrible de los pecados, el incesto con su medio hermano Arturo. Sin embargo, Morgana es la esencia misma de la Virgen concebida en el mundo celta. Su virginidad se renueva con cada amanecer siendo la virgen eterna, de nuevo libre y disponible, sin dejar por ello de ser poderosa, sentido etimológico último de la palabra virgen (del latin "virgo" cuya raíz contiene el vocabro "vis" en nominativo y "viris" en genitivo, significando fuerza).

A mi modo de ver, y al de muchos otros estudiosos del tema, (si queréis bibliografía específica no tenéis más que pedirla), Morgana es, diciendolo de un modo poético, el lado oscuro de la luna. Posiblemente la encarnación más poderosa de la Diosa.

Viviana, La Dama del Lago, es la Diosa que construye, que educa, que otorga conocimiento. Por su lado, Morgana parece ser la Diosa destructora y vengativa. Pero, reflexionemos un momento. En todos estos relatos de carácter caballeresco, de lo que se trata es de hallar al caballero perfecto, aquel apto en cuerpo y alma para conseguir el Grial, la Sagrada Regalía de la Isla de Avalon, la verdad suprema, el infinito conocimiento. Y ¿qué caballero podría ser perfecto, sin pasar antes por mil obstáculos?

La actuación de Morgana, su significado último es el de provocar, el de hacer que algo ocurra, que todos pasen pruebas difíciles que les hagan dignos del honor al que aspiran. No se trata del Mal, sino de cumplir su papel. Como Viviana es la depositaria del papel protector, Morgana es la encargada de perpetuar la energía creativa que hace avanzar al mundo.

Morgana, como Diosa y como humana, cree en la hilatura del mundo, y cumple el destino que le es regalado, que ella asume con valentía, que ella reclama desde su trono. Porque es "La Gran Reina", y no hay que olvidarlo. Porque cuando toda la historia acabe, será en su "Isla de las Manzanas", en su Avalon apartado del mundo corriente, donde descanse eternamente su hermano, su amor, su amigo y su peor enemigo, Arturo de Camelot, Rey de un Sueño, Rey del Invierno, largamente y por siempre jamás, protegido por el saber de siglos de la Gran Señora, la que cambió el mundo; la cara más oscura y más incomprendida de la Divinidad.

- Màire -

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada