lunes, 14 de marzo de 2011

La Dama Marrón de Raynham Hall


La Dama marrón de Raynham Hall: hasta hoy en día, esta imagen se ha convertido en una de las pruebas más veraces de la existencia de fantasmas.

La primera noticia data del año 1835, fecha en que fue vista dos veces por el coronel Loftus, quien la describió, vestida de color marrón y con dos hoyos en lugar de los ojos. El Coronel impactado, realizó un cuadro con su imagen, que la colgó en la habitación donde aparecía con mayor frecuencia.

Años después fue el Capitán Marryat, quien alojado en el cuarto, fue testigo de esta manifestación, que le sonrió de una manera escalofriante, Marryat, que portaba una pistola disparo contra la figura, pero la bala le atravesó limpiamente y ella desapareció sin dejar rastros. En 1926, volvieron a verla dos niños, quienes la describieron como una señora de gasa.

Luego de esto no apareció hasta el 19 de septiembre de 1936, Indre Shira y el capitán Luck Provand fotógrafos de la publicación Country Life, tomaron la famosa foto de "la señora marrón de Raynham Hall" en la propiedad del mismo nombre, situada en Norfolk, Inglaterra. El fotógrafo no la vio pero, al revelar la película, la luminosa imagen apareció nítidamente. Lo inquietante es que los análisis fotográficos hecho por expertos a la instantánea han sido numerosos y aún no se ha logrado identificar ningún tipo de fraude.

La protagonista de la imagen sería Dorothy Townshend, prima del primer ministro Robert Walpone, una mujer muerta en 1726 que, curiosamente usaba el mismo vestido marrón del espectro. Esta fue enterrada en el año 1726, pero se sospecha que su entierro no fue más que un bulo perpetrado por su marido, Charles Townshend, segundo Vizconde de Raynham, para encerrarla en su mansión de Raynham Hall hasta su verdadera muerte. El crimen que, supuestamente, cometió para ser prácticamente enterrada viva fue el de ser la amante de Lord Wharton, un famoso vividor de la época.

Han sido escasas las apariciones del fantasma desde entonces.
-May- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada