miércoles, 23 de marzo de 2011

El Mesías, el niño judío


Valoración: 6/10

    Anne Rice, dando un giro radical a su carrera, dejó atrás toda su galería de criaturas de la noche como brujas, vampiros, fantasmas... para volver a embarcarse en una narración en primera persona, pero en esta ocasión, desde la figura de Cristo durante su niñez.

    Se trata sin duda de su obra mejor documentada y ambientada, lo cual le da un toque académico lejos de la fantasía gótica de otras novelas, un toque más frío del que, inevitablemente, los personajes se ven impregnados.
    Su lectura resulta amena y la novela se hace corta, pero deja en el lector una sensación de vacío.

    Ha pretendido crear un nuevo Lestat con la figura de Cristo, el mayor y más famoso de los inmortales, pero personalmente creo que no lo ha conseguido, le falta pasión.
    De todas formas, la obra tiene varios momentos inolvidables, como el primer encuentro de un Cristo niño con Satán durante un sueño, opino que son las líneas más inolvidables de esta su más reciente obra.

   Para pasar el rato, poco más, y sólo para fans acérrimos de la autora.
Enoch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada