sábado, 4 de diciembre de 2010

Cold Prey, Fanáticos del Snow (Fritt Vilt)

Valoración: 7/10


    Desde Noruega (donde tuvo bastante éxito que ha conducido ya a la filmación de una secuela) y dirigida por Roar Uthang llega esta propuesta de cine de terror contándonos una historia al uso pero con elementos que marcan diferencia.

    Como en tantas otras películas de género, una cuadrilla de jóvenes se va de excursión a un lugar lejos de todo y allí sufren todo tipo de desventuras. En este caso nos alejamos de los bosques, las casas encantadas y otros tópicos, pues Cold Prey nos lleva con ellos a la nieve, a zonas de alta montaña de extrema belleza donde se dedican a practicar snow board sobre la nieve virgen, lejos de estaciones de esquí, totalmente solos. En plena diversión uno de los integrantes del grupo sufre un accidente que le impide moverse y, al encontrarse ya muy lejos del coche en el que fueron a la montaña se ven obligados a refugiarse en un hotel abandonado que encuentran de forma casual en uno de los valles cercanos. No tardarán en descubrir que no están solos, y quien les acompaña en el desolado desierto blanco no está dispuesto a dejarlos escapar…

    El argumento, como se puede comprobar, no destaca por su originalidad. Pero sin embargo, otros ingredientes si tienen una calidad destacable, como las localizaciones de la película, muy cuidadas, así como la fotografía firmada por Daniel Voldheim, que, junto a unos escenarios de pesadilla ayudan a generar una atmósfera visual opresiva que sabe apoyar la historia y dotarla de más fuerza y verosimilitud.

    Igualmente apuntaremos que la interpretación de sus protagonistas es, aunque no de oscar, bastante más aceptables de lo esperado (teniendo en cuenta lo que suele ocurrir en films con este esquema argumental), sobre todo la de Ingrid Bolso Berdal, eso sí, el guión no dibuja unos personajes muy profundos con los que poder identificarse y regala más de una situación absurda…

    Toda esta mezcla de elementos hace de Fritt Vilt (“Cold Prey”) una propuesta que parte de unos parámetros tópicos vestidos de atuendos diferentes a lo habitual, una película interesante, con una buena atmósfera de tensión, y que cumple su función de entretenimiento con nota. Recomendable, sobre todo para aquellos que habían perdido la esperanza de encontrar ya alguna película “sobre una cuadrilla con asesino que los va diezmando” que mereciese la pena.
Enoch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada